Conoce la estructura de tu casa

Facebook
WhatsApp

La estructura de una casa, con sus distintas partes y componentes, es la base fundamental sobre la que sostiene una vivienda. Es el armazón, el esqueleto invisible podríamos decir, sobre el que se ancla la construcción final.

Columnas y vigas trabajan en conjunto con las paredes interiores y exteriores para transmitir los pesos generados hacia la cimentación. Y en la cúspide de la edificación se encuentran los elementos que conforman la losa o techo.

Cada elemento tiene una función particular a la hora de fortalecer la edificación y hacerla segura, como veremos a continuación.

Elementos que componen la estructura de una casa

De seguida vamos a ver en detalle la función de cada uno de los elementos que componen la estructura de una casa. Estos son:
– Cimientos o cimentación.
– Columnas.
– Muros.
– Vigas, dalas o cadenas de cerramiento.
– Losa o techo.

Cimentación

Llamamos cimentación a los componentes estructurales que están en contacto con el terreno. Su función es sostener la carga de los demás elementos, otorgándoles firmeza y estabilidad. Los cimientos no solo son muy importantes por su función principal de soportar toda la estructura. También desempeñan un papel fundamental en aspectos como evitar la humedad y aislar del frío.

La cimentación debe adaptarse a las condiciones del suelo, así como tener en cuenta la capa freática y la propia la calidad del relleno. El material de construcción más común de los cimientos de una casa es el hormigón, aunque también pueden ser de ladrillo o madera debidamente tratada.

Para evitar que los cimientos no comprometan la estructura de una casa es preciso que se lleve a cabo un cálculo estructural en función del tamaño y la carga que ejercerán los muros y demás elementos. Así, por ejemplo, cuando la resistencia del terreno es baja, será necesario utilizar losas o pilotes como base de sustentación.

Columnas

Estas estructuras verticales son necesarias para garantizar la resistencia de los muros. Las columnas distribuyen el peso de los componentes de la estructura de una casa que forman la losa o techo. Los castillos ejercen como intermediaras entre la losa y la cimentación. Son el soporte vertical de la construcción y, a su vez, refuerzan puertas y ventanas.

Castillos y columnas se sitúan en las intersecciones entre muros y también en medio de los mismos. Las columnas de concreto armado se refuerzan en su parte interior con barras de acero. Así, en caso de seísmos, evitan que las paredes se caigan si tienen grietas.

En cuanto a su arquitectura, pueden variar en forma y dimensiones en función de las necesidades de cada obra. Las columnas exteriores suelen estar compuestas de una sección cuadrada de 30 cm. por 30 cm. En el caso de paredes de 10 centímetros de espesor, puede bastar edificar columnas de 10 cm de espesor por 30 cm de ancho. De esta manera se consigue que no alteren la estética de las propias paredes.

Muros

Estos elementos, además de también soportar cargas, están destinados a cerrar y dividir los espacios. Y también desempeñan funciones estéticas. Cuando un muro o pared cumple una función esencial de carga y soporte estructural, se conoce como pared maestra.

Por su ubicación en la estructura de una casa, podemos hablar de muros interiores o exteriores. Y en función del trabajo mecánico que desempeñan, los muros pueden ser:
– De carga: función meramente estructural.
– Divisorios: dividen dos espacios y distribuyen fuerzas.
– De contención o retención: proporcionan apoyo lateral permanente.
– Decorativos: son más ligeros y se construyen para dividir o aislar.
Los muros pueden estar compuestos de bloques de cemento, huecos o sólidos, ladrillos o tabiques recocidos.

Vigas o cadenas de cerramiento

En general, vigas o cadenas de cerramiento son las verdaderas responsables de sostener la losa o techo. Para hacerlo, reparten su peso todo a lo largo de los muros. Además, se encargan de dar rigidez a toda la estructura de una casa.
Las vigas o cadenas de cerramiento más típicas son las de concreto armado, aunque también se puede utilizar vigas de acero.
Durante la construcción se exige que sean colocadas al mismo tiempo que la losa o techo, ya que son el soporte horizontal de esa estructura de la casa.
Habrá tantos niveles de cadenas de cerramiento o dalas como alturas tenga la vivienda.

Losa o techo

Lo más habitual es que se utilice una losa maciza de concreto armado. Sirve como soporte a las llamadas cargas de ocupación, que es otra manera de referirse al peso de una estructura.
La losa puede ser el propio techo, es decir la cubierta superior de la casa; o un entrepiso, o sea el elemento de la estructura de una casa que sirve para separar un piso de otro.
Las losas macizas suelen construirse con espesores entre 7 y 15 cm.

¡En Arena Gorda Construimos Para Su Estilo De Vida!

More to explorer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.