¿Conóces los diferentes tipos de encimeras que existen para tu cocina?

Facebook
WhatsApp

En el mercado existen varios tipos de encimeras distintas para cocina. Las diferencias entre unas y otras se basan en aspectos como la combinación de materiales, las formas y las tendencias. Así, cada tipo se comportará de forma diferente ante el calor, los golpes y arañazos, la suciedad y la humedad.

Esto hace que escoger la encimera más adecuada para tu vivienda no sea una tarea tan sencilla como nos gustaría. Para tomar una decisión acertada tendremos primero que conocer con cierto grado de profundidad las características de cada opción.

Los tipos de encimeras más usadas en la actualidad son:

  • Laminadas.
  • De granito.
  • Con Neolith (porcelánicas)
  • Encimeras de cuarzo pulido (Silestone).
  • De mármol.
  • Encimeras de madera maciza.

Encimeras laminadas

Dentro de los tipos de encimeras más económicas se encuentran las encimeras laminadas. También se conocen como encimeras estratificadas, o de Formica. El nombre Formica se debe al fabricante, que es uno de los más importantes del mercado en este tipo de encimeras.
Las encimeras laminadas son muy adaptables. El acabado decorativo de la capa superficial puede adoptar variedad de diseños y formas abstractas, pudiendo imitar a otros materiales como la piedra, el acero o la madera.
En cuanto a su composición, la encimera laminada tiene dos partes: una base sólida compuesta por una fibra de densidad media (DM); y un conjunto de capas de láminas de material sintético que se adhieren a la base.
El principal inconveniente de las encimeras estratificadas es que son más sensibles a la humedad que otras. Esto afecta a su durabilidad.

Encimeras de granito

El granito es un material clásico en las encimeras de cocina. Da como resultado uno de los tipos de encimeras con mayor durabilidad y resistencia al agua. La limpieza y el mantenimiento también resultan sencillos si la piedra está bien pulida.
El granito es una piedra natural, sostenible y de calidad. Además, es fácil de cortar a medida, lo que permite adaptarla al espacio de tu cocina sin tener que recurrir a un exceso de juntas y uniones.
A nivel de diseño, contarás con una amplia gama de tonalidades y patrones únicos creados por la mano caprichosa de la naturaleza. Ahora bien, esta multiplicidad de diseños será siempre una variación sobre el mismo tema, algo a tener en cuenta.
Las encimeras de granito nacional resultan bastante económicas, y la única pega que se les puede poner es a nivel de porosidad e impermeabilidad. En este sentido las encimeras de cuarzo, por ejemplo, son un poco superiores.

Encimeras con Neolith

El Neolith es un material de tipo “piedra sintética porcelánica” que está en clara tendencia ahora mismo. Ofrece muchas posibilidades en cuanto a variedad de diseños y acabados. Además, es un material bastante ligero y por lo tanto fácilmente transportable, adaptable y de colocación sencilla.
Con respecto a otros tipos de encimeras, las de Neolith son resistentes a los golpes y arañazos, nada porosas, por lo que se ensucian menos, y soportan bien temperaturas altas.
Como principal inconveniente hay que señalar que tienen un precio más elevado que las de cuarzo o de granito.

Encimeras de cuarzo pulido

El cuarzo ofrece al mundo de las encimeras mucha dureza y versatilidad de colores. Se trata de un material compacto y fácil de limpiar. Como pega, señalar que las de cuarzo no son de los tipos de encimeras más resistentes a las altas temperaturas.
Las encimeras de cuarzo más conocidas son las que emplean cuarzo pulido. Es el caso de las famosas encimeras de Silestone, que es el nombre de una marca, como en el caso de Formica.
El Silestone ofrece una amplia gama cromática, aunque los tres colores más vendidos son: Blanco, Calacatta Gold y Marengo.
Aparte de la elegancia que aportan, y la riqueza de diseños, la otra gran baza del Silestone es que es de los materiales más eficientes en cuanto a resistencia a la suciedad, las bacterias y la humedad.

Encimeras de madera maciza

Quizá la madera no es el material más resistente o versátil para una encimera, pero a decir verdad se sigue teniendo en cuenta. Podemos achacarlo a que tiene bajo coste y buena presencia.
Tampoco podemos menospreciar su capacidad para soportar el calor, los golpes, los arañazos o la humedad, siempre que se trate periódicamente. El lijado y el sellado habituales alargarán la vida media del material.
Recurriendo a ciertos productos acrílicos, además, podemos otorgarle un color personalizado a la madera, distinto al de base. Y las encimeras de madera también tienen la ventaja de una fácil instalación.
Roble, haya, teca o nogal son las maderas macizas más empleadas.

Como hemos visto, existen distintos tipos de encimeras para todos los gustos… Y bolsillos. Pregúntate en primer lugar qué es lo que buscas: si te interesa más el diseño o la funcionalidad, y cuál es tu presupuesto.
Lo bueno es que ahora ya tienes una información de base para tomar una decisión acertada.
Si te interesa la impermeabilidad, las mejores opciones son las de materiales sintéticos como Silestone o Neolith.
Si optas por un material tradicional, el granito siempre da buenos resultados y a buen precio, aunque es más permeable a la humedad.
Cualquier opción resiste mejor el calor que el cuarzo, pero este ofrece mayor variedad de colores y diseños.
Por su parte, las encimeras laminadas también son versátiles y asequibles, pero son las menos duraderas.

¡En Arena Gorda Construimos Para Su Estilo De Vida!

More to explorer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.